Cómo hacer Rovellons al horno

Uno de los dulces catalanes más especial son los panellets, que se organizan comunmente para el día 31 de octubre y el 1 de noviembre, día de Todos los Santos. En Aragón y Cataluña además se festeja la Castañada, con este dulce exquisito como uno de los personajes principales. Aunque hablamos de una receta con un origen ancestral e dudoso, la edición que se enlista hoy en día procede de la práctica de finalizar algunas fiestas religiosas con un dulce bendito.

Hoy, no es raro hallar en varias pastelerías este dulce en sus diferentes acabados a lo largo de todo el año. Aunque todavía es en las fiestas del 1 de noviembre cuando incrementa la demanda. Algunas ocasiones introduciendo elementos diferentes a los de la receta clásico.

 

Una tradición que data del siglo XVIII

El origen de los panellets no se sabe verdaderamente. Aunque al tratarse de un dulce cuya base es la almendra, todo apunta a que es un dulce árabe que se elaboraba en la región desde siglos atrás. En cualquier situación, se ve que se comenzaron a usar como ofrenda para llevar a las tumbas de los difuntos. En el siglo XVIII, los vecinos cocinaban en sus viviendas sus propios panellets, que luego llevaban a la iglesia para que los bendijeran.

Hay registros que detallan que a finales de ese siglo, a lo largo de las fiestas populares barcelonesas se rifaban estos dulces con otros productos. Tal fue el triunfo de esta medida, que se comenzaron a revalorizar y la iniciativa se extendió a otras localidades.

Los panellets de boniato son un dulce clásico con excelentes caracteristicas. La conjunción de boniato y de almendra molida se encuentra dentro de las más saludables que hay, anota cómo se organizan punto por punto.

Los panellets de boniato es un dulce habitual que conmemora la llegada del otoño y de su festividad estrella, el día de Todos los Santos. En estas fechas es cuando se cocinan una secuencia de postres que hacen honor a los tiempos que están por llegar, una festividad que se hacía luego de la cosecha de la almendra. Con este fruto seco como base, la almendra, se cocinan inmensidad de recetas que tienen su inicio cronológico en el otoño. Unida al boniato, esta patata dulce tan apreciada en la cocina, conseguiremos hacer unas pequeñas bolitas simples de elaborar y exquisitas. Anota cómo se cocinan unos habituales panellets de boniato.

Ingredientes:

250 gr de boniato
250 g de almendra molida
125 g de azúcar
Ralladura de medio limón
1 yema de huevo
Almendras
1 huevo batido
Cómo preparar unos panellets de boniato

 Cómo elaborar unos panellets de boniato

  1. Esta receta de panellets de boniato pertence a las más simples de elaborar, lo primero que hay que hacer consistirá en tener listo el ingrediente primordial. Cocinaremos los boniatos, los tenemos la posibilidad de llevar a cabo al horno o al microondas. En los dos casos quedarán asados perfectamente, los vamos a poner enteros y vamos a dejar que se cocinen, en el microondas en unos 15 minutos van a estar, en el horno tienen la posibilidad de demorar algo más.

2- Pelaremos los boniatos y los colocaremos en un cuenco. Con el apoyo de un tenedor iremos machacándolos hasta tener una crema impecable. El boniato tiene dentro más agua que la patata, es sustancial que quede muy bien cocinado para evadir que queden unos panellets bastante poco firmes.

3- Incorporamos a los boniatos el azúcar sin dejar de eliminar hasta poseerlo muy bien que viene dentro. Le añadiremos la ralladura de medio limón para ofrecerle algo más de gusto a este simple postre.

4- Llega el instante de la almendra molida, de este ingrediente siempre hay que poner la misma cantidad que de boniato. Los dos sabores se unirán perfectamente, por medio de la almendra la pasta que nos encontramos creando va a ganar rigidez.

5- El último de los elementos de los panellets es la yema de un huevo. Este ingrediente le va a aportar la textura final. Amasaremos unos minutos hasta tener lista una masa homogénea con la que construiremos nuestros panellets.

6- Le ofrecemos forma a los panellets y los vamos poniendo en una fuente para horno. Para proporcionarles una decoración particular tenemos la posibilidad de ponerle una almendra en cada uno o usar algo de coco para rebozarlos.

7- Pintamos los panellets con el huevo batido y ponemos en el horno a 180º unos 15 minutos hasta que se hayan secado de dentro y estén dorados por fuera. Vamos a tener listo un postre clásico exquisito.

8- Viérteles el aceite de oliva y sal al gusto.

9- Hornea a 180 ºC a lo largo de 15 a 20 minutos. Colocale calor arriba y abajo. Recuerda, dado que cada horno es diferente a otro, el tiempo que te proporcionamos es orientativo. Oséa, puedes requerir más o menos tiempo para la cocción.

10- Comprueba si los rovellones al horno están tiernos antes de retirarlos del horno.

11- Sírvelos todavía calientes, lo destacado es ser útil los rovellons al horno recién preparados. Puedes acompañar estos Rovellons al horno con patatas o con jamón, así como mezclarlos con arroz. Si los preparas para Navidad, no olvides llenar tu menú con un pavo relleno asado y una ensalada de patatas.

12- Si no tienes planeado elaborar inmediatamente esta receta, tienes que tener en cuenta que los Rovellons se perjudican de manera rápida. Por este motivo, una satisfacción simple es guardarlos en el frigorífico hasta llevar a cabo los Rovellons al horno. Mencionado lo anterior, observemos unos consejos para que sepas cómo conservarlos correctamente:

  • Elige Rovellons de calidad. Corrobora que no se vean rotos, ni tenga moho o modificaciones del color.
  • Límpialos de manera correcta. Jamás los laves bajo el grifo, ya que absorben mucha humedad, y al cocinarlos pierden gusto.
  • Deposita las setas en una bolsa de papel opaca. Consigue una similar a las que utilizan en las panaderías (fabricadas con el papel llamado estraza, madera o kraft). La iniciativa radica en evitar el paso de luz, de esta forma no se condensa el interior de la bolsa, y consecuentemente no se mojan los Rovellons. Impide almacenar las setas en bolsas plásticas o el mismo empaque de plásticos donde vienen envueltas, ya que se perjudican más acelerado.
  • Ponlas en un envase de plástico particular para refrigeración. Si no tienes una bolsa de papel, esta es otra opción. Cubre el interior del envase con papel de cocina absorbente. Luego, ajusta las setas en el envase, sin amontonarlas, todas separadas entre sí. Colócales encima otra cubierta de papel, y prepara otro piso del mismo modo. Por último, cierra herméticamente el envase.
  • Guarda los Rovellons en el refrigerador. Aunque en el frigorífico hay un ámbito en parte húmedo, si conservas las setas de manera correcta, durarán de 4-7 días. Ubica el envase en un espacio de el frigorífico protegido de la luz.

Aquí puedes leer más sobre Cómo guardar los Rovellons de manera correcta.

Si quieres leer más artículos parecidos a Cómo llevar a cabo Rovellons al horno, te sugerimos que ingreses en nuestra categoría de Recetas.

 

 

Consejos

  • Puedes sustituir el aceite por ghee mantequilla clarificada.
  • Si le añades 1 vaso de vino blanco, justo antes de hornearlos, potenciarás el gusto de los Rovellons.
  • Si deseas, puedes agregar en esta receta, el jugo de un limón.
  • No agregues agua al hornear los Rovellons, ellos sudan su propia agua, mientras se cocinan.
  • Los Rovellons o robellones son muy consumidos en la Cataluña.

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Slot Gacor

Slot Gacor

https://the-chef.co/sbobet/

https://www.almaluxjesolo.it/slot/

Las Recetas de JuJo