Cómo hacer Rovellons al horno

El níscalo o rovellón es un hongo comestible muy consumido a lo largo de la temporada otoño-invierno. La calidad de su carne, su exquisito gusto, su aroma afrutado, y su relativa abundancia lo convierten en un producto gourmet muy apreciado.

Estos hongos son muy versátiles y trabajan como entrante o guarnición de varios tipos de comestibles. Si estamos hablando de nutrientes, se resaltan por sus abundantes vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. Además, el contenido elevado de agua de los Rovellons lo convierten en un alimento con bajo índice calórico.

Los Rovellons al horno son un platillo perfecto para la temporada decembrina, ya que van realmente bien para equilibrar las calorías del menú y agregar sabores que enriquecen el platillo primordial. Por otro lado, si eres vegetariano, se transforma en una atrayente opción para llenar la cena navideña. Pensando en todo lo mencionado, en unCOMO compartimos contigo cómo llevar a cabo Rovellons al horno, una receta súper fácil y exquisita que vás a querer poder reiterar todo el año.

Pasos a seguir:

1- Precalienta el horno a 180 grados. Hazlo entre 10-20 minutos antes de empezar la elaboración de Rovellons al ajillo.

2- Corta finamente los ajos y el perejil. Mezcla los dos elementos en un cuenco, y reserva.

4- Lava y seca los Rovellons. Primero, límpialos en seco uno a la vez y pásales una brocha de cocina seca o un cepillo dental nuevo (pásalo por el pie, sombrero y los laterales). Segundo, repasa delicadamente los Rovellons con un paño de cocina húmedo. Al final, sécalos realmente bien con papel de cocina absorbente. Es primordial secarlos bien, ya que la humedad les resta gusto y hace más rápido su desarrollo de deterioro. En nuestro artículo Cómo limpiar Rovellons te explicamos mejor cómo lavarlos.

4- Córtales los pies. Desecha esta parte de la seta, ya que siempre tiene mucha tierra. Complementariamente, si te gusta, puedes retirarles además la pelusilla anaranjada, aunque no resulta primordial si están realmente bien lavados.

5- Agrega aceite en una fuente para horno o bandeja. También puedes untar mantequilla clarificada o ghee, ya que trabajan realmente bien en altas temperaturas. Aquí puedes comprender Cómo llevar a cabo ghee casero o mantequilla clarificada.

6- Coloca los Rovellons en una bandeja para horno o un envase refractario. Disponlos uno al costado del otro, y jura no amontonarlos unos encima de otros. Colocalos con los himenios (laminillas o estrías) viendo hacia arriba.

7- Reparte sobre los sombreros la mezcla reservada de perejil y ajo.

8- Viérteles el aceite de oliva y sal al gusto.

9- Hornea a 180 ºC a lo largo de 15 a 20 minutos. Colocale calor arriba y abajo. Recuerda, dado que cada horno es diferente a otro, el tiempo que te proporcionamos es orientativo. Oséa, puedes requerir más o menos tiempo para la cocción.

10- Comprueba si los rovellones al horno están tiernos antes de retirarlos del horno.

11- Sírvelos todavía calientes, lo destacado es ser útil los rovellons al horno recién preparados. Puedes acompañar estos Rovellons al horno con patatas o con jamón, así como mezclarlos con arroz. Si los preparas para Navidad, no olvides llenar tu menú con un pavo relleno asado y una ensalada de patatas.

12- Si no tienes planeado elaborar inmediatamente esta receta, tienes que tener en cuenta que los Rovellons se perjudican de manera rápida. Por este motivo, una satisfacción simple es guardarlos en el frigorífico hasta llevar a cabo los Rovellons al horno. Mencionado lo anterior, observemos unos consejos para que sepas cómo conservarlos correctamente:

  • Elige Rovellons de calidad. Corrobora que no se vean rotos, ni tenga moho o modificaciones del color.
  • Límpialos de manera correcta. Jamás los laves bajo el grifo, ya que absorben mucha humedad, y al cocinarlos pierden gusto.
  • Deposita las setas en una bolsa de papel opaca. Consigue una similar a las que utilizan en las panaderías (fabricadas con el papel llamado estraza, madera o kraft). La iniciativa radica en evitar el paso de luz, de esta forma no se condensa el interior de la bolsa, y consecuentemente no se mojan los Rovellons. Impide almacenar las setas en bolsas plásticas o el mismo empaque de plásticos donde vienen envueltas, ya que se perjudican más acelerado.
  • Ponlas en un envase de plástico particular para refrigeración. Si no tienes una bolsa de papel, esta es otra opción. Cubre el interior del envase con papel de cocina absorbente. Luego, ajusta las setas en el envase, sin amontonarlas, todas separadas entre sí. Colócales encima otra cubierta de papel, y prepara otro piso del mismo modo. Por último, cierra herméticamente el envase.
  • Guarda los Rovellons en el refrigerador. Aunque en el frigorífico hay un ámbito en parte húmedo, si conservas las setas de manera correcta, durarán de 4-7 días. Ubica el envase en un espacio de el frigorífico protegido de la luz.

Aquí puedes leer más sobre Cómo guardar los Rovellons de manera correcta.

Si quieres leer más artículos parecidos a Cómo llevar a cabo Rovellons al horno, te sugerimos que ingreses en nuestra categoría de Recetas.

 

 

Consejos

  • Puedes sustituir el aceite por ghee mantequilla clarificada.
  • Si le añades 1 vaso de vino blanco, justo antes de hornearlos, potenciarás el gusto de los Rovellons.
  • Si deseas, puedes agregar en esta receta, el jugo de un limón.
  • No agregues agua al hornear los Rovellons, ellos sudan su propia agua, mientras se cocinan.
  • Los Rovellons o robellones son muy consumidos en la Cataluña.

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Slot Gacor

Slot Gacor

https://the-chef.co/sbobet/

https://www.almaluxjesolo.it/slot/

Las Recetas de JuJo