Comparte en tus Redes Sociales!!



Normalmente no cocino con crema espesa. Es algo que compro para ocasiones especiales o una receta en particular, y debido a que no cocino con frecuencia, siempre, siempre, siempre me sobra algo.

Parece que cada vez que abro el refrigerador, me está mirando a la cara rogándome que lo use. Me pongo tan nervioso que cierro la puerta rápidamente y me olvido de lo que necesitaba en primer lugar. ¡Es un círculo vicioso! Con miras a ser la conciencia del presupuesto (la crema espesa es cara), me propuse encontrar recetas que puedan usarla.

Cuando preparé esta receta, fue claro para mí que la crema espesa tiene tantos usos tanto en platos dulces como salados, que no hay razón para que se quede sin usar en el refrigerador.

Comparte en tus Redes Sociales!!