Cuando el clima afuera es malo, frío o húmedo o ambos, me gusta encender mi asador y preparar pescado para la cena. Este salmón asado a la parrilla contiene un vigorizante golpe de sabores audaces para animar su rutina de cena en las noches en las que la parrilla no está en las cartas.

¿QUÉ ES LA TEMPORADA DE JERK?

El sazonador real es un adobo picante jamaicano, que se usa con mayor frecuencia en pollo a la parrilla. Su sabor es a la vez terroso (de pimienta de Jamaica y salsa de soja) y picante brillante (de cítricos frescos y habanero o pimiento escocés)

El imbécil que estoy usando aquí es más grueso que una marinada. Digamos que es un masaje inspirado en el idiota, porque no vamos a marinar el salmón. Además, aunque el Caribe está repleto de peces comestibles, el salmón no es uno de ellos. Pero la rica carne de salmón con sabor completo resiste muy bien el frotamiento aquí.

CÓMO AJUSTAR EL CALOR

Jerk frotar puede saber plano sin algo de calor, por lo que los pimientos son importantes aquí.

  • Si te gusta caliente: Usa habaneros. Están disponibles en la mayoría de las tiendas de comestibles, y sus toques florales y cítricos funcionan bien para equilibrar los otros ingredientes.
  • Si prefieres el lado suave: Use jalapeño picado en su lugar. ¡Primero prueba un trago del jalapeño, antes de agregar todo! Encuentro que varían bastante en intensidad. Si su jalapeño es más suave de lo que quisiera, agregue las semillas y las costillas, que llevan más calor.

EL MEJOR SALMÓN PARA ESTA RECETA

Normalmente soy muy exigente con el salmón. Me gusta el salmón del Pacífico capturado en la naturaleza porque la textura es más firme y más carnosa que el salmón del Atlántico cultivado. Sin embargo, he hecho esta receta con muchos tipos de salmón, y siempre estoy contento con ella. Un salmón que evitaría porque es el salmón rosado (frente al salmón rojo), porque tiene una textura delicada que no se sostiene bien después de la cocción.

Lo principal es obtener filetes de salmón de cinco a seis onzas, si es posible, para facilitar las porciones. Pueden ser desollados o aún tener la piel puesta.

Vista lateral de un filete de salmón a la parrilla. El salmón tiene jugos agrupados en el fondo. Una ensalada verde mixta con cítricos, dos rodajas de limón y arroz son visibles en el plato detrás del salmón. El plato está sobre lino azul. Detrás del plato hay un vaso de vino blanco, cubiertos, un tazón de productos y una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio.

CÓMO ASAR SALMÓN

Asar a la parrilla es absolutamente la forma más fácil de cocinar salmón, pero hay una trampa: debes tener un asador decente. Los pollos de engorde varían de un horno a otro.

Asar a la parrilla es diferente de hornear porque coloca la comida muy cerca del elemento calefactor, que está tan caliente como sea posible. La mayoría de los hornos tienen una configuración de asado, que mantendrá su comida con aproximadamente 550 ° F de calor. Algunos se calientan aún más.

Coloque sus filetes en una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio, luego engrase el papel de aluminio (no use papel pergamino, ya que se quemará). Coloque la rejilla del horno a unas tres pulgadas del elemento calefactor. El asador tarda menos tiempo en precalentarse que el horno para hornear; cinco minutos de precalentamiento deberían hacerlo.

¿CÓMO SABER CUANDO SE COCINA EL SALMÓN?

Revise su salmón cada minuto después de los primeros tres minutos de asado. Algunos pollos de engorde son turbo-pollos de engorde, mientras que otros parecen tardar una eternidad.

Cuando el salmón está completamente cocido, a continuación se explica cómo:

  • El roce tendrá algunas agradables manchas crujientes, pero no se quemará.
  • Luego, observe cualquier carne de salmón expuesta. Debe separarse en segmentos claramente visibles.
  • Si lo presiona ligeramente, el pescado se desmenuzará.

Los filetes de salmón difieren en grosor. Los más delgados más cercanos a la cola se asarán más rápido. Las variables de calor diferente, la distancia de los alimentos desde el elemento de calentamiento del asador y el grosor de los filetes significan que deberá usar su criterio para saber cuándo el salmón está listo para asar.

Me gusta mi salmón medio raro, que se deshace cuando lo tocas, pero tampoco es totalmente firme. Si no te gusta el salmón en el lado raro, sigue asándolo en incrementos de un minuto hasta que estés seguro de que está listo. En caso de duda, corte un filete en su parte más gruesa y eche un vistazo. La carne debe ser opaca y no translúcida.

Después de cocinar, si su salmón todavía tiene la piel, puede pasar una espátula de metal entre la piel y la carne. Simplemente levante la carne cocida del filete, y la piel se quedará en el papel de aluminio.

Vista lateral de salmón tirón en una bandeja para hornear forrada de aluminio. El condimento cubre la parte superior del salmón.

QUE SERVIR CON JERK SALMON

Para una comida simple, me gusta esto con un lado de quinua, puré de papas o arroz al vapor. Si quieres ser más elaborado, prueba con frijoles de coco y arroz. La col rizada en rodajas finas o la col rizada rápidamente salteada con ajo picado redondea todo muy bien.

¿PUEDES HACER ESTO ANTES DE TIEMPO?

Puede frotar un día antes y guardarlo cubierto en el tazón en el que lo mezcló, pero no lo ponga en el pescado hasta poco antes de cocinarlo. El ácido en los cítricos reafirmará la proteína en el pescado y hará que el salmón cocido sea gomoso.

Alternativamente, puede poner el frotis en los filetes de salmón y congelarlos. Coloque los filetes frotados en una bandeja para que no se toquen y congélelos una o dos horas (esto congela el roce en el pescado para que no se manche cuando lo empaquete), luego póngalos en una bolsa con cierre hermético y mantener en el congelador hasta por un mes. Descongele el salmón en el mostrador durante tres o cuatro horas, o en la nevera durante la noche.

¿NECESITA MÁS SALMÓN EN SU VIDA?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This