Recetas – Raviolis

Recetas - Raviolis

Deliciosos raviolis caseros rellenos de un suculento sofrito de setas, chalota, ajo y perejil. Una delicia para todos los sentidos.

Ingredientes para preparar raviolis

Para la masa:

125 gr. de harina de trigo
40 cl. de agua
1 huevo S
5 gr. de sal

Para el relleno:

1/2 botecito de setas frescas
2 dientes de ajo
1 chalota
1 cucharada de perejil fresco picado
1 cucharada de pan rallado
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

Preparación

Hacer la masa de hacer estos raviolis será nuestro primer cometido y para eso, en un bol ponemos todos los ingredientes y mezclamos con la ayuda de un batidor de varillas eléctrico a media potencia (o con las manos) durante al menos 5 minutos o hasta que la masa esté homogénea, lisa y suave. En ese momento, dividimos la masa de los raviolis en dos, envolvemos con papel film y guardamos en la nevera.
Mientras la masa reposa, preparamos el relleno de los raviolis y para eso, enjuagamos bien las setas, las picamos finas y dejamos que suelte su exceso de agua sobre papel absorbente.
En una sartén, calentamos una cucharada de aceite y pochamos, con un poquito de sal, la chalota que tendremos cortada en brunoise. Cuando cambie de color, agregamos a la sartén los ajos picados finos y las setas. Rectificamos de sal, añadimos el perejil, el pan rallado, un poquito de pimienta, removemos y dejamos que el relleno de los raviolis se cocine durante un par de minutos más a fuego medio. Retiramos del fuego y reservamos.

Para montar los raviolis:

Sacamos la masa de la nevera y con la ayuda de un rodillo, la estiramos (si la metes entre dos trozos de papel vegetal o de film, te será más fácil) hasta que estén finas, intentando que cada lámina quede aproximadamente del mismo tamaño.
Ahora, si tienes un molde para raviolis, basta con que lo enharines y coloques la plancha de la pasta encima, marques los huecos y rellenes con el sofrito. Coloca la otra placa encima, marca las muescas y corta los raviolis.
Si nos sobra masa, bastará con volver a amasarla un poco, unirla y de nuevo, hacer más raviolis.
Con los raviolis listos, sólo tendrás que cocerlos durante apenas un par de minutos en abundante agua hirviendo, sacar, y servir acompañados de la salsa que más os guste.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.