La preparación del hígado encebollado es mucho más rápida y sencilla de lo que parece, podrás realizar este plato exquisito desde la comodidad de tu hogar para ti o tus seres queridos. Esta receta es muy conocida en España y ahora, te presentamos los ingredientes que necesitaras para poder realizarla:

Ingredientes

1 kg. de filetes de hígado de ternera

2 cebollas grandes

3 dientes de ajo

100 gr. de harina

250 ml. de vino blanco

Sal y pimienta negra recién molida

Aceite de oliva virgen extra

100 gr. de piñones

Perejil fresco

Cantidad: 4 personas.

Preparación de Hígado de Cebolla

Comience al calentar a fuego lento una cacerola onda y grande con un chorro de aceite de oliva virgen extra hasta que notes que se cubre por completo el fondo de la misma. Mientras corta las cebollas y los dientes de ajo, si deseas puedes incorporar un poquito de perejil fresco picado e introdúcelos en la cacerola, déjalos cocinar durante 10 minutos o hasta que estén dorados. Apague el fuego y deja reposar estos ingredientes.

En una tabla de madera coloque los filetes de hígado para salarlos y luego córtelos en pedazos medianos. En un plato colocarás la harina para enharinar los filetes junto a un toque de pimienta negra para darle más sabor, recuerde hacerlo de ambos lados y varias veces para que los trozos absorban toda la cantidad de harina posible y puedes ir agregando más harina en el plato si hace falta.

Caliente una sartén de tamaño mediano con un chorro pequeño de aceite de oliva extra virgen y se dejan cocinar los trozos de filete durante 5 a 7 minutos máximo por cada lados, es importante que solo se doren levemente para luego pasarlos a la cacerola grande con las cebolla y los diente de ajo ya cocinados a fuego lento por otros 10 minutos más para que se cocinen por completo.

Vierta el vino blanco, si está caliente es mejor. Cocine durante 15 minutos entretanto remueva continuamente hasta que la salsa esté espesa y se añaden los piñones con un poquito de perejil fresco (opcional), además puede añadir un poco más de pimienta negra y/o sal aunque esto dependerá de su gusto. Cuando gran parte de la salsa esté reducida, apague el fuego de la cocina.

Ya listo el hígado encebollado puede servir, este plato se suele comer solo pero si desea puede acompañarlo con una ensalada cesar, puré de patatas, papas fritas o trozos de pan. ¡Buen apetito!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This