¿Quién no ama el pollo?, seguramente todos, sobre todo si se trata de las pechugas del pollo, (exceptuando obviamente a los vegetarianos  y veganos). Con esta fácil receta podrás darle un nuevo perfil de sabores a tus platos y probar distintas versiones dela misma proteína.

Ingredientes:

2 pechugas de pollo

1 cebolla

1 clavo de especia

1 hoja de laurel

1 zanahoria

60g de mantequilla

40g de harina

400ml de leche

Zumo de medio limón

Ramas de perejil

La yema de un huevo

Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  • Lo primero que debes hacer, es limpiar las pechugas y partirlas por la mitad. Lo siguiente será colocarlas en una cacerola junto con la hoja de laurel, la cebolla previamente pelada, la zanahoria y el clavo. Esto debes de añadirle agua, sal y dejar cocerlas a fuego bajo durante aproximadamente 30 minutos, para que las pechugas absorban el sabor y aroma de los ingredientes ya mencionados.
  • Mientras se cuecen las pechugas, puedes preparar la salsa bechamel, derritiendo la mantequilla y agregando la harina, mezclándolo de forma manual con una batidora, una vez que todo esté integrado a fuego bajo, ahora añade la leche hasta espesar sin dejar de remover.
  • Anexa el perejil previamente cortado, la sal, pimienta, el jugo de un limón y la yema del hubo a la salsa bechamel, removiendo por unos minutos hasta que todo esté bien incorporado.
  • Con todos los pasos cumplidos, lo último será colocar las pechugas en un plato, previamente coladas y verter sobre ellas la salsa bechamel caliente de perejil.

Las distintas recetas para el almuerzo o las cenas, es lo que hace muchas veces más deseosas las comidas, para variar el sabor que llevas al paladar, con esta deliciosa receta, que además es muy sencilla de hacer, podrás comprobarlo, ¡Compruébalo!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This