Hacer cremas no es tan difícil como se puede pensar, solo se deben conocer bien las verduras para cocinarlas juntas y así obtener una deliciosa crema ya sea fría o caliente. El mejor consejo es escoger las verduras deben estar en su punto, ni muy verdes ni demasiado maduras para tener el mejor resultado, a continuación te presentamos una sencilla y rápida receta de la crema de calabaza y calabacín:

Ingredientes

½  cebolla

½ de puerro grande (Solo la parte blanca)

1 calabacín mediano

½ de calabaza

¼ de cucharadita de sal

½ de pastilla de caldo de verduras o 1 taza de caldo de verduras casero

¼ de cucharadita de nuez moscada

Azúcar morena

Aceite de oliva

Preparación de Crema de Calabaza y Calabacín

En una cacerola se echan tres cucharadas de aceite de oliva y se deja calentar a fuego medio. Se comienza con pelando la cebolla y seguidamente se corta finamente para introducirla en la cacerola, se remueve un par de veces y se tapa para dejar que se cocina mientras se continua con el resto de los ingredientes.

Se lava con abundante agua el puerro, se pica en trozos finos y se incorpora en la cacerola, puedes añadir una pizca de azúcar morena para caramelizarlos un poco, se remueven y nuevamente se tapan. Ahora se lava el calabacín, se pela y se corta en dados o en trocos medianos. Se incluye en la cacerola, recuerda removerlos y taparlos para dejar que se cocinen bien.

Con la calabaza se realiza el mismo proceso, después de pelarla se corta por la mitad a lo largo y con una cuchara pequeña quita las pipas para luego cortarla en daditos no muy grandes y se mezcla con las demás verduras en la cacerola. Mientras remueves, añade sal al gusto y aproximadamente 3 tazas de agua o lo justo para cubrir todos los ingredientes.

Sube el fuego a alta temperatura hasta que hierva y se baja a medio-bajo por unos 15-20 minutos, déjalo cocinar destapado y removiendo ocasionalmente hasta que sientas la calabaza tierna y cremosa. En estos minutos se habrá evaporado el agua en su mayoría y tendrás como resultado una especie de guiso cremoso.

Apaga el fuego y en la cacerola bátelo por unos 5 minutos más pero esta vez con una batidora hasta que se forme una suave crema, sin grumos. Puedes probarla y colocarle un poco más de sal si es necesario. Para darle un toque más profesional al plato, sirve la crema con trozos pequeños de calabaza y rodajas pequeñas de manzana desecada por encima.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This