Es seguro que esta será una receta que guste a los más pequeños, y por supuesto, los más grandes de la casa. Las albóndiga aunque son de origen árabe, en todas sus variaciones son deliciosas pero el toque aromático que le dan las hierbas agregadas ¡es fantástico!, animate a probarlas

Ingredientes:

500g de carne molida

100g de mortadela

30g de queso rallado

4 cdas de harina

2 cdas de crema de leche

2 huevos

1 pan pequeño (o trozos de pan)

1 zanahoria

1 diente de ajo

1 tallo de céleri

1 manojo de perejil

½ vaso de leche

Hojas de albahaca

Hojas de salvia

Mejorana

Sal y pimienta

Aceite de oliva

Preparación:

  • Lo primero que debes hacer es pelar y picar el ajo, e igualmente el perejil, la albahaca, la salvia y el céleri. Raspar, lavar y picar la zanahoria y picar la mortadela.
  • En un recipiente aparte mezclar la carne molida mezclar con el picadillo de hierbas y migas de pan, remojada e la leche y previamente desmenuzada.
  • Ahora incorpora la crema de leche, el queso rallado y los 2 huevos, asegurándote de remover bien todos los ingredientes y aromatizando con un poco de mejorana, también sazonando con sal y pimienta.
  • Una vez lista la primera mezcla, forma con las manos albóndigas no muy grandes, enharínalas y fríelas con el aceite de oliva bien caliente en un sartén. Espera a que se doren de manera uniforme y acentuación retira con una espumadera.
  • Por último y una vez listas, déjalas sobre papel absorbente para que suelten el exceso de aceite. Ya en este punto estarán listas para servirlas en el plato, a temperatura media o caliente decoradas con picadillo de hierbas.

Esta deliciosa receta es muy rica en proteínas y al gusta resulta exquisita, perfecta para cualquier almuerzo o cena, con un toque diferente para disfrutar con toda la familia.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This